¿Cada cuánto deben cambiarse las sábanas?

139930_-_images_-_960ximg-public-brand-image-campaign

Los elementos de descanso, como cualquier otro artículo del hogar, deben renovarse periódicamente. Los colchones, las almohadas, los edredones nórdicos, los somieres… Cada objeto a su debido tiempo, algo que también depende del uso (correcto o incorrecto) que hagamos de ellos. Con la ropa de cama ocurre exactamente lo mismo, pero requiere cambios mucho más frecuentes. Uno de los placeres más deseados después de un día agotador, sobre todo en épocas de calor y humedad, es llegar a casa, meterse en la ducha y, después, tumbarse sobre unas sábanas limpias, frescas y suaves. Para lograr que nuestro rincón de descanso sea siempre agradable, la higiene es fundamental. ¿Cada cuánto deben cambiarse las sábanas?

Cada hogar tiene sus propias reglas. En función de las rutinas de higiene y limpieza, la frecuencia con la que cambiamos las sábanas variará. Sin embargo, los expertos recomiendan reemplazar las sucias por unas limpias al menos una vez por semana, y más en verano. Así, nos libramos de residuos, partículas o bacterias perjudiciales para nuestra salud que pueden quedar incrustadas en las sábanas. En estos meses tan calurosos de verano, aquellos que más sudan deberían cambiar la ropa de cama más a menudo, como también aquellos niños que, sin querer, se hacen pipí en la cama. Dormir en condiciones óptimas de higiene y limpieza también asegura un descanso saludable.

Aunque cueste decirlo, las sábanas son un nido de bacterias. Pasamos alrededor de un tercio de nuestros días tumbados en la cama, por lo que algunos fluidos corporales, pelos y piel muerta quedan incrustados en ellas. De este modo, se crea un clima propicio para acumular bacterias, ácaros y otros parásitos que podrían generar reacciones alérgicas e incluso agravar el asma o la rinitis. Este es uno de los motivos prevalentes cuando hablamos de cambiar las sábanas una vez por semana.

No obstante, además de meter la ropa de cama en la lavadora frecuentemente, también debemos adquirir las sábanas, almohadas, nórdicos, protectores de colchón y demás productos que más se adecúen a nuestras necesidades particulares. En Velfont disponemos de cuatro modalidades de sábanas bajeras, todas fabricadas con los mejores materiales y tecnologías innovadoras:

  • Sábana bajera Punto: confeccionada con tejido de punto de algodón 100% de gran calidad, y absorbente.
  • Sábana bajera Antiácaros: con tratamiento antiácaros Acarsan®, testado científicamente.
  • Sábana bajera Bambú: confeccionada con tejido bambú de propiedades naturales antibacterianas.
  • Sábana bajera Respira: impermeable y transpirable, que protege el colchón de los líquidos y permite la transpiración.